Los hogares del mercado libre pagan la luz un 20% más cara que hace un año

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

Los recibos de la luz de los hogares acogidos al mercado libre alcanzaron una media de casi 80 euros en el mes de octubre, experimentando un incremento del 21% con respecto al año anterior.

Así lo revela un artículo incluido en el informe de diciembre de CaixaBank Research sobre la evolución de los recibos de la luz de los hogares españoles en 2022.

El servicio de estudios realiza este análisis a partir de los recibos de electricidad domiciliados por clientes particulares de CaixaBank. En informes anteriores constató cómo las variaciones de precios en el mercado mayorista de la electricidad se trasladaban más rápidamente a los recibos con tarifa regulada (PVPC) que a los del mercado libre, que normalmente tienen un precio fijo durante la duración del contrato.

De esta manera, mientras que el importe del recibo mediano en el mercado regulado aumentaba un 32% interanual en el cuarto trimestre de 2021, en mercado libre se reducía en un 14% al no repercutirse aún los aumentos de precios pero sí las primeras medidas de alivio implementadas por el Gobierno para los hogares.

Por su parte, en 2022 los recibos de los hogares con tarifa regulada han continuado con alta volatilidad e importes elevados, mientras que los recibos con tarifa fija han ido aumentando paulatinamente de importe a medida que se han renovado contratos.

En concreto, el recibo mediano del mercado regulado es de 68 euros en 2022 (en el promedio de enero a octubre), 20 euros por encima del año anterior, pero con elevadas fluctuaciones, con variaciones desde el +14% en el mes de octubre al +75% interanual en el mes de marzo (+42% en promedio).

Quizás también te interese:  5 Ideas de Decoración para Embellecer tu Hogar en Teulada

En cambio, los recibos de los hogares con contratos a precio fijo han ido viendo cómo los crecimientos interanuales iban al alza a medida que avanzaba el año.

En enero de 2022 el importe del recibo mediano fue de 60 euros, un 27% interanual menos que un año atrás. Más tarde, en primavera, los recibos ya estaban más o menos al mismo nivel que un año antes.

Para 2023, CaixaBank prevé que la factura de la electricidad continuará siendo elevada, aunque señala que existe mucha incertidumbre ligada al mercado del gas y a la evolución de la regulación.